Premio Corrales de Erentzun 2017

En la trigésima edición de la feria de artesanía, hemos querido dar especial presencia al AUZOLAN como forma colaborativa de llevar adelante proyectos que, individualmente serían imposibles.
La propia feria de artesanía es un auzolan que va pasando de generación, desde hace 30 años.
A la hora de decidir a quién premiar por su colaboración en el apoyo al euskera en nuestra localidad, y a su vez ser un gran auzolan, hemos puesto nuestra mirada en un grupo de gente que para muchos puede ser desconocido aquí en Viana, pero por dos veces, han dejado aquí su impronta en forma auzolan.
Nos referimos al grupo de amigos de Benigno Mendía, el fontanero de Urdiain que un día, allá por 2005, animó a su cuadrilla a preparar una paellada como colaboración en el Nafarroa Oinez de Olazti. Aquella iniciativa se convirtió en una cita fija; en 2007 nos repartieron más de 500 raciones de paella en el segundo Oinez en Viana… y siguieron creciendo.
No han faltado a su cita anual, incluso el pasado año 2015, donde en vísperas del Nafarroa Oinez de Baztán, Benigno dejó de comandar al grupo, con un inesperado y temprano fallecimiento.

Entrega corrales de Erentzun 2017

Entrega corrales de Erentzun 2017

Pero el grupo, a pesar de su pérdida, mantuvo su iniciativa con más fuerza si cabe, y cumplió con el compromiso asumido en Elizondo; y no solo eso, continuaron el pasado año preparándonos en Viana, de nuevo el día del Nafarroa Oinez hasta 900 raciones.
El espíritu del auzolán que aunó Benigno Mendía sigue ahí, y por ello queremos homenajear a su gente, a sus amigos, a sus colaboradores, a todos los que creen que el auzolan es la mejor manera de que, poniendo un poco de todos, se puede hacer algo muy grande.

Grupo de amigos de Benigno

Grupo de amigos de Benigno Mendía que vino a Viana a la recogida del premio Corrales de Erentzun

Nuestro CORRALES DE ERENTZUN es para ellos.

Auzolan

Auzolan es una palabra en euskera que significa etimológicamente “trabajo vecinal”. En nuestra zona, en el alto Ebro, equivale a la voz “a vereda” que viene a ser la orden o aviso que se despacha a los lugareños para hacer alguna cosa, por estar en el mismo camino o a poca distancia, y ser de interés común.

Aparentemente las actuaciones “a vereda” ya se han perdido en nuestra ciudad; ya no se llama a hacer trabajos comunes como arreglar un camino, un regadío o una ermita, sino que se encargan los trabajos a un profesional y se cobra a los usuarios proporcionalmente. Pero realmente sí que persiste, y el ejemplo más claro lo tuvimos el pasado año en el que probablemente es el mayor auzolan que se realizan en nuestra tierra: El Nafarroa Oinez.

La pasada edición más de 1.500 personas pusieron su trabajo desinteresado en favor de una causa. Mayormente fuimos gente de Viana, Lodosa y los pueblos cercanos, pero vinieron colaboradores desde todos los rincones de Euskal Herria. Un año entero en el que la palabra AUZOLAN se llena de significado, donde el trabajo se realiza con ese altruismo que mantiene el espíritu de aquella época en la que, escasos de dinero, se trabajaba voluntariamente para acondicionar una fuente, o en reconstruir el puente que la riada se había llevado por delante. Esta vez ha servido para consolidar el proyecto cooperativo de nuestras ikastolas.

En nuestra XXX feria de artesanía, queremos agradecer a todos la colaboración en el enorme AUZOLAN que hicimos el pasado 16 de octubre, y que marcó nuestros corazones.  Muchas gracias a todos los auzolan-kides.

Privilegio Real (desde el siglo XV)

Privilegio Real

Por el que se otorga mercado a Viana el  19/10/1467

 

Nos, doña Leonor, por la gracia de Dios, Princesa de Navarra, Infanta de Argón y de Sicilia, Condesa de Fox e de Vegorra, Señora de Vearin, Lugarteniente general (por el serenísimo señor Rey, mi muy refutable señor y padre) en aqueste su Regno:

Señaladamente, al tiempo que el Rey don Henrique de Castilla, demostrando voluntad enemiga: acompañado de los grandes de su Regno con todo su estado; en el año mil cuatrocientos sesenta y uno, puso sitio a la dicha villa de Viana. E todos los días combatiéndola de Tombardas, Trabucos cortantes, e otras diversas Artillerías. Virilmente (por muchos días) se defendieron los de la dicha Villa: hasta tanto, que  faltándoles provisión, e mantenimiento morían las gentes, e vinieron en tiempo que comían caballos y otras fieras inusitadas.

Gran número de gentes Castellanos, así de caballo como de pie en la ciudad de Logroño: entraron en el término de la dicha villa de Viana.  E cruelmente talaron hasta el número de nueve mil peonadas de las viñas de aquella con su fruto; e mucha arboleda fructífera.

Por lo cual, mirando en algún reparo y sostenimiento y repoblación de aquella: queriendo dar orden e vía como sea retornada a edificar y poblar, e los vecinos habitantes de aquella, hayan alguna memoria y adjutorio a los daños e trabajos suso narrados, e los oyentes que obtuvieren noticia tomen buen ejemplo; como quiere que de mayores honores, gracias y Privilegios se representan dignos.

E de los vecinos habitantes, e moradores de aquella, nuevamente habemos hecho establecido y ordenado: facemos, establecemos e ordenamos (por tenor de las presentes) en cada semana, el día Miércoles  que hayan e tengan mercado en la dicha Villa, así como lo había ante de ahora en el día Lunes. El cual abolimos e obcegamos para siempre, e queremos que sea el día miércoles de cada semana, según dicho es. Comenzando hoy data de las presentes en adelante a perpetuo.

Et por mas ennoblecer e libertar la dicha Villa de Viana; por las mismas presentes, el dicho día Miércoles de mercado, facemos franco, libero, e quito de toda imposición, alcábala, entrada, salida e cualquier otros cargos e derechos Reales, e sin pagar aquellos ni cosa alguna dellos, como feria de mercado franco e libertado. Queremos haya franco e libero comercio, comenzando en este día de la data e factura del presente nuestro Privilegio en adelante a perpetuo. En tal forma e manera, que todos los vecinos habitantes, e moradores en la dicha Villa de Viana: e todos e cualesquiera otros que fueren e vinieren al dicho miércoles en cada semana, así naturales deste Regno, como de los Regnos de Castilla, e de cualquiera otros Regnos, Principados, e Señoríos del mundo; sean Cristianos, Judíos, o Moros,  hombres, e mujeres, de cualquier Ley, estado, grado, condición, dignidad, e preminencia: vayan e puedan ir a la dicha Villa en mercado: estar en aquel, e tornar a sus lugares e tierras (libre salva e seguramente) con todas sus haberias, bienes e mercaderías, provisiones, vituallas, ganados granados o menudos, e cualquiera otras cosas que al dicho mercado llevaran e traerán, y vender,  cambiar, trocar, permutar, e facer de aquellos a sus propias voluntades, franca quita e libremente: así como en tiempo de buena e segura paz se puede e debe facer en mercado franco. Menos, que sean presos, robados, detenidos, salteados, ocupados, emparados, molestados, ejecutados: ni en alguna otra manera inquietados, en personas, cabalgaduras, azémilas, bienes, provisiones, mercaderías, ganados, e cualesquiera otras cosas, de cualquiera especie o natura sean, que al dicho mercado traerán e llevaran de aquel. Puesto caso de que perviniese guerra abierta en los Regnos de Castilla, o con otro cualquiera Regno, o Señorío donde las tales personas vernan: nin por marcas, contra marcas, presas, represas, violación, o rompimiento de treguas. Ni por deudas, e obligaciones, o cualquiera e otras cosas, tractadas fechas, prometidas, ni aseguradas en cualquiera forma e manera.

Salvo si alguno, o algunos de los tales que al dicho mercado viniesen, o estuviesen, o si quiera tornasen de aquel, especial y señaladamente se obligasen de pagar las tales deudas, o cosas en el dicho mercado. Al cual concedemos, damos e decoramos de tanta prerrogativa libertat e Privilegio en seguridad e franqueza: que todas las personas de la dicha villa, e de fuera de aquella; así del Regno, como extranjeros, que al dicho mercado fueren, estuvieren e tornaren de aquel. Sean en nuestra protección e salva guarda Real; con todos sus bienes que traerán, ternan, e llevaran.

E todos ellos y ellas que sí en el dicho día Miércoles, de cada semana: de que amaneciere hasta que anocheciere vinieren al dicho mercado; e vendieren sus ganados, mercaderías, bienes, e provisiones en aquel: sean libres, francos, y exentos, de pagar imposición, sisa, saca, entrada, salida, e cualquiera otros cargos, o derechos impuestos, o imponederos en este dicho Regno: y en cualquier parte de de aquel. E non sean tenidos de pagar aquellos por cosa alguna, que dicho día Miércoles de mercado vendiere, trocare, o cambiare en la dicha Villa de Viana, o sacaren de aquella: no obstante que los tres Estados del dicho Regno, hayan fecho o ficiesen otorgamiento u otorgamientos con expresa e limitada condición, calidad, modificación, o solemnidad, que gracias, franquezas, ni otras excepciones de imposición, non haya de valer ni haber efecto e lugar. Las cuales dichas condiciones, queremos cuanto quiere sean fuertes, extensas y solemnes: no hayan ni puedan derogar, dañar ni perjudicar al presente nuestro Privilegio, en todo ni en parte, como sea aquel nueva ordinación por nos instituida y formada, con su propia libertat e franqueza duradera perpetuamente; insurgentes y exhortantes por las presentes al Ilustre Príncipe don Gastón nuestro muy caro e amado Fijo…

En testimonio de lo cual, habemos dado las presentes, selladas en pendiente de los sellos de nuestra Chancillería, en cordones de seda e cera verdes. Dada en nuestra Villa de Estella, a diez y nueve días del mes de Octubre. Año mil cuatrocientos sesenta e siete.

Leonor

Por la Princesa Primogénita e Lugartenient general; presentes el Obispo de Pamplona, Mosén Pierres de Peralta Condestable de Navarra, e otros. Martín de Navascues, Registrata.

 

(extracto del documento completo en: http://ramilletecodesamiax.blogspot.com.es/p/privilegio-real.html)